Actividades Sociales y Emocionales del Niño Pequeño

Establece una rutina.

Ella puede encontrar consuelo en lo familiar, aunque puede variar un poco en ocasiones especiales.

Sostenla cuando esté molesta.

Habla con calma y tranquilamente hasta que pase la tormenta.

Comparte sus emociones.

Deja que te vea feliz o triste. Esto le ayudara a formar empatía.

Sé paciente con el comportamiento regresivo.

Trata esto con paciencia y trata de entender de donde viene.

Trabaja con palabras.

Enséñale las palabras por los objetos que ve todos los días. Aliéntala a que las repita.

Lee lo que más puedas.

Comienza con historias predecibles para que ella las pueda “leer” también.

Usa el espejo.

Deja que haga caras y que nombre las partes del cuerpo.

Camina alrededor del vecindario.

Dile lo que ves.

Compartan.

Da un buen ejemplo, con bocadillos, juguetes o libros.