Lo que haces ahora puede ayudar a tu bebé a aprender sobre  todo, desde la comunicación hasta las relaciones saludables.

The New Definition of a Model Parent

Tu manera de actuar ante tu bebé tiene un impacto importante y duradero; a continuación te presentamos algunos puntos decomenzar.

Hay un viejo refrán que dice que "las papas pequeñas tienen ojos grandes". En otras palabras, desde el primer día, tu niño te está observando cuidadosamente, ya sea que lo notes o no.

Los bebés observan a las demás personas porque así es como están programados sus cerebros para aprender. Incluso un recién nacido de una hora puede imitar a un adulto que saca la lengua o abre la boca. Los científicos han descubierto que esta capacidad ayuda a los bebés a aprender desde el principio. Por ejemplo, cuando tu bebé ve que mueves la mano, la parte del cerebro que está unida a la mano se activa, aunque todavía no sepa qué es una mano.

Tus acciones e interacciones en este momento pueden ayudar a fomentar modelos saludables para el futuro de tu bebé. Esto es especialmente importante en los primeros años, mientras el cerebro está creciendo y creando nuevas asociaciones.

Ahora te presentamos algunos aspectos sencillos pero significativos en los que tus comportamientos servirán de ejemplo y marcarán una gran diferencia.

Modela Relaciones Saludables

Asegúrate de responder rápidamente al llanto de tu bebé. Tu bebé aprende a tener confianza y empatía de ti.  La conexión socioemocional y el vínculo dependen de la imitación.

Cuando estés cerca de tu bebé, deja al lado el teléfono, la tableta y otros dispositivos tanto como sea posible e interactúa con élla. Cuando le prestas atención a tu bebé, también le estás enseñando a atenderte. El bebé necesita aprender de tus expresiones y respuestas para conocer el lenguaje, las emociones y cómo regularse emocionalmente.

Permite que tu bebé te vea demostrar simpatía, empatía y bondad hacia los demás. Si bien puede ser demasiado pronto para entender el significado completo de lo que está sucediendo, estará captando señales importantes de tus expresiones faciales y acciones acerca de cómo interactúan las personas. Ahora le gusta imitarte; un día élla también entenderá el "por qué" de tus acciones y te deleitará con su bondad y afecto.

Modela Habilidades de Comunicación

Imita a tu bebé. Cuando la imites al sonreír o saludar con la mano, estarás animándola a intentar hacer lo mismo. La imitación es una forma de lenguaje corporal que se basa en tomar turnos, como las conversaciones.

Juega juegos de imitación, como el cucú y agitando la mano para decir adiós.

Usa gestos con las manos para ayudar a tu bebé a entender lo que quieres decir, como tenderle la mano cuando le pidas que te dé un juguete. Antes de que pueda hablar, tu bebé aprenderá a expresar ideas y emociones con el lenguaje corporal que aprende de ti, como negar con la cabeza o levantar los brazos para que la levantes.

Modela Hábitos Alimenticios Positivos

Responde a las señales de tu bebé. Por ejemplo, no es una buena idea comenzar a darle alimentos sólidos antes de que esté lista en cuanto al desarrollo.

Come en familia cuando sea posible, de manera que el bebé pueda observar a todas las personas que están en la mesa.

Sienta al bebé en una silla alta cuando le sirvas la comida; por seguridad y para desarrollar el hábito de concentrarse en la comida.

Sonríe cuando le ofrezcas nuevos alimentos para animarla a comer. Di "¡mmmm!" o come un poco de puré de zanahoria.

Enséñale a tomar decisiones inteligentes. Déjala que te vea elegir entre una amplia variedad de frutas y verduras. Trata de evitar que te vea salando abundantemente los alimentos o comiendo bocadillos muy a menudo.

Di "por favor" y "gracias" en las comidas para ayudar a tu niño a desarrollar una comprensión básica de las habilidades sociales y cuándo usarlas.