Primero vinieron las advertencias sobre los niños pequeños y el exceso de televisión. Y ahora que los dispositivos con pantallas se han convertido cada vez más en juguetes para los niños, es aún más difícil limitar el tiempo que los niños pequeños pasan frente a la pantalla.

De hecho, los niños de edad preescolar pasan un promedio de cuatro horas al día en frente de las pantallas. Eso es muchísimo, advierten los expertos. Ha sido revelado que el exceso de tiempo frente a la pantalla en los años preescolares limita el desarrollo del lenguaje, la creatividad, la concentración y el sueño. Los niños que pasan mucho tiempo frente a la pantalla son menos activos y más propensos a tener sobrepeso.

Aunque hay un lugar para los juegos electrónicos de aprendizaje y para hablar con la abuela por Skype, nada supera las experiencias interactivas de la vida real durante la infancia. Así que, la próxima vez que te sientas tentada a encender la televisión o darle una tableta o un teléfono a tu pequeño, trata estas alternativas.

Consigue un ayudante. A los niños pequeños les encanta imitar a los adultos. Incluye a tu niño en lo que estás haciendo. Ella puede limpiar el polvo mientras tú ordenas el cuarto, por ejemplo, o puede imitar tus movimientos de cocinar con sus propias ollas y cacerolas. Un niño pequeño puede poner las servilletas sobre la mesa (o al menos, en cada silla) o barrer con un batidor o una escoba para niños. Afuera, tu niño puede levantar palitos o regar el jardín.

Haz música o escúchala. A los niños pequeños les gusta bailar y cantar. Evita que los niños pequeños pasen tiempo frente a la pantalla, al proveer juguetes musicales (xilófono, tocar el piano, tambor) para que tu niño juegue. Enciende algo de música y anima una fiesta improvisada con baile. Mezcla diferentes estilos de música para mantenerla nueva e interesante.

Ten a la mano muchos juguetes para el juego creativo. Cuando los niños pequeños tienen juguetes donde pueden usar su imaginación activa, se podrán mantener ocupados durante más tiempo. Algunos buenos ejemplos: juguetes para construir (como, bloques), juegos de conjuntos (castillos, casas de muñecas, granjas), artesanías ("pintar" con agua, jugar con arcilla, pintar la acera con tiza) y accesorios (ropa de vestir, juegos de herramientas o utensilios para cocinar seguros para niños).

Trae un subministro constante de libros nuevos. A tu niño pasándole encantara hojearlos o ”leérselos" a un animal de peluche. Tú no tienes que comprar nuevos; chécalos en la biblioteca, pídelos prestados en la escuela prescolar de tu niño, busca ofertas de compras económicos o intercambia entre amigas. También busca libros con audio apropiados a su edad para que tú puedas tocárselo a tu niño. Arregla un rincón para acurrucarse lleno de almohadas y libros para la hora de los cuentos.

Mantén los dispositivos fuera de la vista y fuera de la mente. Aún teniendo una televisión encendida en el fondo puede distraer a un niño pequeño. Y puede ser más fácil involucrar a tu niño en actividades alternas cuando no hay dispositivos cerca; pero juguetes, libros y otras cosas divertidas para hacer si son. Es una manera simple de limitar el tiempo frente a la pantalla y ayudar al desarrollo de tu niño.