Di "sí" al "no". Cuando tu niño pequeño comience a decir "No, no, no" a las comidas que sirves, la ropa que eliges, o una cita de juegos programada, quizás no te guste, pero está es ciertamente una respuesta saludable cuando se trata de un desarrollo social a esta edad. Busca maneras simples que puedas apoyarlo su en independencia incipiente sin entrar en una batalla de deseos- opciones que tú le puedes dar por la cuál el resultado no sea crítico para su salud y bienestar. Por ejemplo: ¿camisa azul o roja? o ¿plátano o puré de manzana?