Mi bebé sigue agarrando comida de mi plato. ¿Está lista para los sólidos?