No es raro que los bebés tengan vómitos pequeños de vez en cuando a medida que sus sistemas digestivos se desarrollan. Si notas que tu bebé tiene vómitos pequeños, probablemente no hay necesidad de preocuparte. Hay muchas maneras de ayudar a reducir los vómitos pequeños y calmar a tu bebé.


¿Por qué los bebés tienen vómitos pequeños?

¿Por qué los bebés tienen vómitos pequeños?

Los vómitos pequeños ocurren cuando el contenido del estómago del bebé vuelve a subir al esófago después de una comida. Con los bebés, cuando el esfínter esofágico inferior se abre, el contenido del estómago a menudo se regresa del esófago y sale por la boca, dando lugar al vómito. También puede ocurrir cuando los bebés tosen, lloran o se ponen tensos.

¿Qué contribuye a los vómitos pequeños?

El vómito pequeño es muy común en bebés sanos. De hecho, más de la mitad de todos los bebés vomitan en los primeros 3 meses de vida. El vómito ocurre principalmente en niños menores de 1 año de edad y comienza en las primeras semanas de vida.

 Las experiencias comunes incluyen:

  • El vómito sin esfuerzo de 1 o 2 bocados de leche o fórmula
  • Vómitos pequeños que ocurren habitualmente durante o poco después de la alimentación
  • Vómitos más pequeños que ocurren con eructos
  • Vómitos más grandes que ocurren después de la sobrealimentación
  • El vómito normal no causa llanto alguno

Aunque estas experiencias no suelen indicar un problema médico grave, si estás preocupada por los vómitos pequeños de tu bebé, debes de hablar con el doctor de tu bebé.

¿Cuáles son algunas maneras de reducir los vómitos frecuentes?

Si observas que tu bebé tiene vómitos pequeños frecuentemente, consulta a tu doctor. Ella puede beneficiarse al cambiar a una fórmula especialmente diseñada para ayudar a reducir los vómitos pequeños, como Enfamil A.R.™

Para reducir vómitos pequeños también puedes probar lo siguiente:

  • Coloca la cabeza de tu bebé más arriba que el resto de su cuerpo al alimentarlo
  • Haz eructar a tu bebé después de cada 1-2 onzas líquidas de fórmula, pero espera a que tome un descanso—no interrumpas su alimentación. Para los bebés amamantados, hazlo eructar después de alimentarse en cada lado.

  • Evita los pañales apretados ya que ponen presión adicional sobre el estómago.
  • No juegues vigorosamente con tu bebé justo después de una alimentación.
  • Reduce el tiempo de usar el chupete. La succión constante puede bombear el estómago de tu bebé con el aire tragado.
  • Si tu bebé está frenético, estresado o está comiendo muy aprisa, cálmala primero. Luego trata de alimentarla de nuevo.
  • Mantén a tu bebé en posición vertical durante 30 minutos después de una alimentación.
  • Proporciona alimentos más pequeños y más frecuentes para reducir las posibilidades de vómito pequeño.

*Fórmula para el vómito pequeño definida como fórmula espesada con arroz
✝Basado en un estudio clínico de Enfamil A.R. Antes de la adición de DHA, ARA y prebióticos con bebés que tenían vómitos pequeños con frecuencia (5 o más por día), comparando la frecuencia y el volumen del vómito después de la alimentación de Enfamil A.R. con los mismos bebés al comienzo del estudio