Spit-up Relief: Everyday Tips

Vómito pequeño, o reflujo, es común y por lo general una parte normal del desarrollo infantil. Pero hay algunas maneras simples con las que puedes reducir vómitos pequeños y darle alivio a tu bebé. Aprende cómo prevenir los vómitos pequeños con la siguiente información:

No es raro que los bebés experimenten vómitos pequeños; De hecho, el 50% de todos los bebés tendrán vómitos pequeños repetidamente en sus primeros 3 meses. Y eso es natural cuando consideras que:

  • Hay una válvula entre el esófago y el estómago que mantiene la comida abajo, pero en los bebés esta válvula todavía tiene que madurar y desarrollarse.
  • Los estómagos de los bebés son muy  pequeños, y sobrealimentándolos puede resultar en los vómitos pequeños.
  • La mayoría de los bebés pasan una buena parte de su tiempo acostados de espaldas, lo que hace que el reflujo sea más común.

Vómito pequeño o reflujo por lo general llega al punto más alto a los 4 meses. Mientras que no es raro que los bebés tengan vómitos pequeños todo el primer año, el reflujo termina generalmente (o se reduce grandemente) para el primer cumpleaños de un bebé.

Al estar esperando que el sistema digestivo de tu bebé madure, estos consejos expertos sobre cómo prevenir el vómito pequeño pueden ayudarte a darle a tu bebé alivio del reflujo.

¿Amamantando? Checa tu dieta Algunas mamás han encontrado que la eliminación de ciertas cosas —como los productos lácteos— reduce la cantidad de vómitos pequeños de tu bebé.

Prueba con un cambio de fórmula. Si estás alimentando con fórmula o suplementando, pregúntale a tu pediatra si un cambio a una fórmula espesada con arroz puede ayudar. Enfamil A.R.™  está probada clínicamente para reducir el vómito pequeño en más del 50%*, mientras todavía proporcionando la nutrición completa que tu bebé necesita.

Detén vómito pequeño con un sostén.  Cuando estás alimentando, sostén a tu bebé en una posición vertical. Después de la alimentación, mantén a tu bebé en posición vertical durante 30 minutos. Durante este tiempo, no lo pongas en el columpio o hagas demasiado juego activo.

Disminuye el flujo de la alimentación. Si estás alimentando con biberón, checa el tamaño de la tetina—tu bebé puede estar bebiendo demasiada fórmula demasiado rápido. La mayoría de las tetinas están marcadas para coincidir con una edad apropiada.

Prueba las comidas más pequeñas con más frecuencia. Si estás amamantando a tu bebé, trata de limitar su tiempo en el pecho, pero aliméntalo más a menudo. Si estás alimentando con biberón, trata de disminuir la cantidad dada en cada alimentación, pero aliméntalo con más frecuencia. De esa manera todavía está recibiendo la misma cantidad sobre todo el día, pero en cantidades más pequeñas, más manejables.

Haz eructar una prioridad. Si tu bebé tiene burbujas de aire—o gas— esto podría causar vómito pequeño o "eructos húmedos". Asegúrate de hacerlo eructar durante y después de la comida. Prueba una de estas posiciones de eructo:

  • Sostén a tu bebé contra tu pecho (su cuerpo frente al tuyo), con su cabeza en  tu hombro. A continuación, dale palmaditas y frota su espalda.
  • Haz que tu bebé se siente en tu regazo y sostén el pecho y la cabeza de tu bebé con una mano mientras le das palmaditas en su espalda con la otra. Asegúrate de que estás sosteniendo la barbilla de tu bebé, no su garganta.
  • Coloca a tu bebé en posición plana contra tu regazo, con la pancita boca abajo. Apoya la cabeza de tu pequeño y asegúrate de que está más alta que su pecho. Frota suavemente o dale palmaditas en su espalda. Si no puedes producir un eructo en tu bebé con una posición, intenta con otra.

Para Aprender Más

¿Quieres consultar con tu pediatra sobre el vómito pequeño de tu bebé? Para ayudar a sacar el máximo provecho de tu tiempo con el médico, echa un vistazo a "Mi Bebé Sigue Teniendo Vómitos Pequeños: Preguntas para Preguntarle a tu Pediatra".

*Basado en un estudio clínico de Enfamil A.R. Antes de la adición de DHA, ARA, y prebióticos con los niños que tienen vómitos pequeños frecuentes (cinco o más vómitos pequeños por día), comparando la frecuencia y el volumen de los vómitos pequeños después de alimentar con Enfamil A.R. con los mismos bebés al comienzo del estudio.