Ayuda a Evitar la Diabetes Gestacional

    Ayuda a Evitar la Diabetes Gestacional

    Aprende qué te pone en riesgo de diabetes gestacional y qué puedes hacer para disminuir tus probabilidades o ayudar a evitarla según los médicos.

    En todo el mundo, alrededor del 15% de las mujeres embarazadas desarrollan diabetes gestacional. Si no se atiende, puede afectar tu embarazo, tu parto e incluso el crecimiento de tu bebé. Los mayores riesgos son un bebé demasiado grande o pequeño, una mayor probabilidad de lesiones al nacer y cesárea. Un estudio reciente también encontró que los bebés nacidos de mamás con diabetes gestacional tenían más probabilidades de desarrollar prediabetes.

    Diabetes Gestacional: Conoce tus riesgos

    Los siguientes factores contribuyen al riesgo de desarrollar diabetes gestacional:

    • Mayor de 25 años
    • Antecedentes familiares de diabetes tipo 2
    • Sobrepeso durante el embarazo
    • Descendencia asiática, africana, nativa americana o hispana

    Si tienes alguno de estos factores de riesgo, querrás trabajar con tu médico en un plan para reducir el riesgo de diabetes gestacional. También es posible que quieras mantener un programa de detección e incorporar algunos de estos pasos para reducir el riesgo en tu estilo de vida para ayudar a evitar la diabetes gestacional.

    4 Formas de Reducir el Riesgo de Diabetes Gestacional

    Incluso si tienes un mayor riesgo, hay pasos de estilo de vida que puedes tomar para ayudar a evitar la diabetes gestacional. Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar la diabetes gestacional durante tu embarazo?

    1. Tu objetivo es Mantener un Peso Saludable - No se recomienda perder peso durante el embarazo. Pero, si estás pensando en embarazarte, ahora podría ser un buen momento para encontrar tu peso saludable. Aún perder unas pocas libras puede tener un gran impacto si tienes sobrepeso. Consulta con tu médico para conocer los objetivos saludables.
    2. Consume una Dieta Saludable - Incluir una variedad de frutas, verduras, cereales integrales y limitar la ingesta de grasas al 30% de tus calorías puede ayudarte a mantener niveles normales de azúcar en la sangre. Piensa en una dieta con alto contenido de fibra y bajo en grasas y calorías, como bayas (uvas, fresas) o brócoli. Limita los carbohidratos altamente refinados o los alimentos procesados hechos con harina blanca y azúcares agregados. Sí, desafortunadamente, ¡eso incluye dulces! Un buen plan de alimentación te ayuda a evitar niveles altos y bajos de glucosa en la sangre mientras te proporciona los nutrientes que tu bebé necesita para crecer.
    3. Ten Cuidado con las Porciones - Es fácil comer para dos durante el embarazo. También es fácil aumentar de peso. Pero en realidad, todo lo que necesitas para tu mejor salud son 340 calorías adicionales al día en el segundo trimestre y 450 calorías adicionales al día en el tercer trimestre.
    4. Ejercicio - El ejercicio es una excelente manera de mantener bajo control el azúcar en la sangre y quemar glucosa. Cosas simples como usar las escaleras en lugar del ascensor o estacionarse más lejos para caminar más pasos pueden marcar la diferencia. La recomendación es 30 minutos de ejercicio moderado cinco días a la semana.

    Diabetes Gestacional: Qué Debes Esperar

    ¿Diagnosticada con diabetes gestacional? Tranquila, no te preocupes. Tu médico te recomendará estrategias para controlar el nivel de azúcar en la sangre y trabajará contigo para controlarlo. Si bien la diabetes gestacional generalmente se puede controlar con dieta y ejercicio, es posible que necesites insulina si tu cuerpo no responde.

    ¿Las buenas noticias? Después del parto, tu médico seguirá controlando tus niveles de azúcar y, en la mayoría de los casos, los niveles de azúcar en la sangre volverán a un nivel normal. Luego, todo lo que necesitarás es una evaluación del riesgo de diabetes cada tres años junto con el control de los riesgos de diabetes gestacional si decides volver a embarazarte.

    Ahora ya sabes lo qué te puede poner en riesgo de desarrollar diabetes gestacional durante el embarazo y cómo puedes ayudar a evitarla. Si bien es importante hacer lo que puedas para reducir tus probabilidades, trata de no estresarte por lo que no puedes controlar. También es bueno saber qué alimentos debes comer durante el embarazo y cuáles debes evitar.