Skip to Main Content
  • Respuesta al Retiro del Competidor: Enfamil Redobla sus Esfuerzos para Reabastecer los Estantes con Fórmula para Bebés | Aprende más.

Comidas y Consejos para Comer para Niños Pequeños Quisquillosos

Ayuda a la Hora de Comer para Niños Pequeños Quisquillosos

Consejos útiles e ideas de comidas para ayudar a tu pequeño quisquilloso a salir de su zona de comodidad y resolver la inquietud a la hora de comer.

¡Levanta la mano si la hora de comer se ha convertido en un drama emocional! Cuando el brócoli es "demasiado repulsivo" y los chiles o pimientos son "tan desagradables", puede estallar una rabieta y podría desarrollarse una batalla entre tu comida saludable y bien intencionada y los deseos dietéticos de tu niño pequeño.

Las investigaciones han demostrado que una amplia variedad de factores pueden llevar a que los niños pequeños sean quisquillosos. Por ejemplo, los patrones de alimentación exigentes podrían estar relacionados con los rasgos de personalidad, los hábitos alimenticios maternos o el control de los papás durante las comidas. A veces, comer de forma quisquillosa es como tu niño pequeño manifiesta su autonomía por los alimentos (en otras palabras, ¡está ejerciendo una nueva independencia!). En pocas palabras, las causas impulsadas por los papás y los niños pueden estar en juego.

Al final del día, la razón por la que tu niño pequeño se pone quisquilloso con la comida es menos importante que hacer que coma. Cuando se evitan las frutas y verduras saludables (o se tiran al otro lado de la habitación… ¡ay!), los nutrientes claves que apoyan la dieta de tu niño pequeño se están perdiendo… ¡eso no es bueno! Sabemos que deseas cambiar esto, y ahí es donde estas ideas pueden ayudar. Concéntrate en implementar los siguientes consejos a la hora de comer e incorporar algunas comidas para niños pequeños para los pequeños quisquillosos con la comida.

¿Cuáles son algunos de nuestros consejos de alimentación para los niños pequeños quisquillosos? Échales un vistazo:

  • Sé creativo con la presentación: Usa cortadores de galletas para cortar verduras en formas divertidas y juguetonas y sírvelas con deliciosos dips. ¡Las coloridas tazas de silicona para hornear son excelentes para colocar el dip!
  • Hazlo colorido: Usa alimentos brillantes como el arcoíris para que el plato se vea bonito y capte la atención de tu niño pequeño.
  • Habla al respecto: Siéntate con tu niño pequeño y diviértete explorando lo que hay en su plato. En lugar de centrarse en el sabor de un alimento, considera sobre su forma, olor y textura.
  • Crea platos balanceados: Además de las comidas exigentes, el apetito de los niños pequeños suele estar por todas partes (enorme un día, pequeño al siguiente), lo que puede hacer que sea especialmente importante servir un plato balanceado y rico en nutrientes. Si te preocupa que tu niño pequeño no esté recibiendo suficientes nutrientes, incluye Enfagrow PREMIUM Gentlease o Enfagrow PREMIUM Bebida Nutricional para Niños Pequeños en su rutina diaria para obtener apoyo adicional.
  • Exposición repetida: Los niños pequeños sienten mucha curiosidad por cualquier cosa nueva, pero a veces demasiada novedad causa dudas. ¡Simplemente repite las presentaciones de alimentos hasta que tu niño pequeño se sienta cómodo y lo suficientemente aventurero como para tomar un bocado!
  • Sirve nuevos con conocidos: Sirve los alimentos más queridos de tu niño pequeño junto con los nuevos y saludables que estás presentando para fomentar una asociación positiva. La familiaridad con la comida favorita también puede ayudar a disminuir el escepticismo sobre la nueva comida.
  • Inclúyelos en: ¡Siempre hay formas de colarse en alimentos "odiados"! Licúa las verduras para usarlas como aderezos o salsas, agrega espinacas o col rizada a los batidos de frutas, cubre los cereales y el pan tostado con frutas o mezcla las verduras ralladas en pastas y sopas.
  • Usa un utensilio nuevo y divertido: Encuentra un juego de utensilios para comer interesante para estimular la curiosidad de tu niño pequeño (como le encantan los utensilios nuevos, probablemente probará cómo funciona con cualquier comida que tenga frente a él). ¡Busca utensilios con temas de automóviles si les gustan los autos o encuentra uno con sus personajes favoritos de películas!
  • Apégate a un horario de comidas constante: El consumo de bocadillos y jugos/leches durante todas las horas del día puede disminuir el apetito para cuando llegue el momento del almuerzo o la cena. ¡Usa un horario estructurado para comer y así ayudar a evitar eso!

¿Necesitas algo de inspiración para una comida agradable? ¡Busca en el Internet! En Instagram, puedes encontrar muchas cuentas de comida populares creadas por papás que han logrado superar a los niños pequeños quisquillosos. Mientras tanto, prueba estas comidas para niños pequeños para los comensales exigentes y combinaciones de bocadillos balanceados:

Comidas Creativas

  1. Waffles o panqués hechos por ti: ¡incluye mantequilla de almendras y calabaza como base!
  2. Pasta con salsa a base de verduras (¡piensa en tomates, zanahorias, calabacín y albahaca!) y albóndigas.
  3. Nuggets de pollo con quinoa acompañados de brócoli y chícharos
  4. Palitos de pan tostado integrales estilo francés (French toast sticks en inglés) y una guarnición de fresas
  5. Ensalada de pasta con frijoles y aguacate mezclados

Combinaciones de Bocadillos Balanceados

  1. Empanadas de coliflor y dip de anacardos con queso
  2. Tiras de frutas y mezcla de nueces con frutas secas (trail mix en inglés)
  3. Pepinos, uvas, pretzels y crema de cacahuate
  4. Plátano, queso en tiras y chile morrón o pimiento rojo
  5. Manzana, hummus, galletas saladas y brócoli

Si tu niño quisquilloso con la comida todavía necesita algo de tiempo (¡y lleva tiempo!), considera agregar Enfagrow PREMIUM Gentlease de Enfamil en su dieta. Tiene proteínas fáciles de digerir y 22 nutrientes en total.