El Hierro en Bebés

    El Hierro en Bebés

    El hierro y sus propiedades son minerales importantes para el crecimiento de tu bebé.

    Al igual que con las vitaminas, la ingesta recomendada de algunos minerales aumenta durante el embarazo y el período de amamantamiento. A continuación, aquí tienes información de uno de los minerales que debes consumir durante el embarazo y el amamantamiento.

    Hierro

    El hierro es importante para la producción de hemoglobina, (que es necesaria para el transporte de oxígeno), la producción de energía, la salud inmune del feto y el desarrollo del sistema nervioso central. La anemia afecta a aproximadamente a 2 billones de personas en todo el mundo, muchas de las cuales tienen deficiencia de hierro. La ingesta recomendada de hierro establecida por las Academias Nacionales de Medicina aumenta de 18 a 27 mg al día durante el embarazo para las mujeres de 19 a 50 años, mientras que la OMS (Organización Mundial de la Salud o World Health Organization en inglés) ha establecido una ingesta recomendada diferente basada en la biodisponibilidad del hierro dietético consumido. La OMS recomienda entre 10 a 30 mg al día para las mujeres durante el amamantamiento.

    La anemia ferropénica durante el embarazo se ha asociado con un mayor riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer y mortalidad perinatal.

    La absorción de hierro durante el embarazo está determinada por varios factores, incluyendo la cantidad y biodisponibilidad de hierro en la dieta, así como los cambios en la absorción de hierro que ocurren durante el embarazo. Aunque hay un aumento en la absorción de hierro, podría ser difícil para la mamá consumir suficiente hierro en la dieta para cubrir sus requerimientos de hierro durante el embarazo.

    En los Estados Unidos, el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o Centers for Disease Control and Prevention en inglés) recomienda que todas las mujeres embarazadas tomen 30 mg diarios de suplementos de hierro elemental para prevenir la anemia y de 60 a 120 mg al día de hierro elemental para tratar la anemia, una vez que sea identificada. En el Reino Unido, la ingesta profiláctica de hierro no se recomienda para mujeres embarazadas. Sin embargo, las mujeres embarazadas son monitoreadas durante el embarazo para detectar anemia por deficiencia de hierro y se establecen recomendaciones para la suplementación en base a pruebas de estado de hierro.

    Hay cierta preocupación de que los suplementos de hierro profilácticos en mujeres sin anemia o anemia por deficiencia de hierro puedan aumentar el riesgo a complicaciones en el embarazo. Sin embargo, la ingesta de hierro durante el embarazo tiene mérito, ya que una gran proporción de mujeres pueden tener dificultades para mantener las reservas de hierro durante el embarazo y podrían estar en riesgo de anemia. La OMS recomienda que las mujeres embarazadas reciban 30 a 60 mg de hierro elemental, así como también 400 mg de ácido fólico al día.

    Consulta a tu médico sobre la ingesta de hierro para ti y tu bebe.