Skip to Main Content
  • No se retiraron productos de Enfamil y estamos haciendo nuestra parte para ayudar con el suministro: Aprende más.

La Guía Definitiva Para La Diarrea del Bebé: Causas, Síntomas, Tratamientos y Prevención

La Guía Definitiva Para La Diarrea del Bebé: Causas, Síntomas, Tratamientos y Prevención

¿Te preguntas cuándo debes preocuparte por la diarrea del bebé o cómo saber si tu bebé la tiene?

Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre las causas de la diarrea del bebé, los síntomas comunes y las opciones de tratamiento de la diarrea del bebé y cómo prevenirla.

Haz clic en cada enlace para aprender más.

En Este Artículo

¿Cómo es la diarrea del bebé? | 3 causas comunes de diarrea en bebés: ¿Por qué los bebés tienen diarrea? | Diarrea combinada con deshidratación: ¿Cómo sé si mi bebé está deshidratado? | Tratamiento de la diarrea del bebé y consejos para la prevención de la diarrea viral | Consejos para el tratamiento y la prevención de la diarrea del bebé debido a problemas de alimentación o dieta | ¿Cuándo debo preocuparme por la diarrea de mi bebé? ¿La diarrea del bebé desaparece por sí sola? | Cuestionario sobre la diarrea del bebé: ¿Mito o Verdad?

¿Cómo es la diarrea del bebé?

La diarrea se define como tres o más popós (heces) sueltos, acuosos o frecuentes. Uno o más popós (heces) blandos pueden ser normales con un cambio en la dieta, pero más que eso puede ser diarrea. Con frecuencia, la diarrea del bebé es de color verdoso, pero no siempre es así. Es normal ver popó de color amarillo brillante en bebés amamantados (y, a veces, alimentados con fórmula) de vez en cuando. Sin embargo, si el popó con frecuencia es demasiado acuoso y de color amarillo brillante, también podría ser diarrea. En los bebés recién nacidos amamantados, el popó con frecuencia es casi líquido de color mostaza amarillo con partículas como semillitas, lo que puede parecer diarrea.

En general, la diarrea se describe como popós (heces) frecuentes, grandes y acuosos con mal olor. La diarrea leve puede ocurrir alrededor de 3 a 5 popós (heces) acuosos al día, mientras que un caso grave tiene 10 o más popós (heces) acuosos al día.

Si tu bebé tiene diarrea, debes hablar con su pediatra para descubrir el motivo y conocer las opciones de tratamiento de la diarrea del bebé.

3 causas comunes de diarrea en bebés: ¿Por qué los bebés tienen diarrea?

Los médicos e investigadores están de acuerdo en que la diarrea del bebé puede ser causada por una variedad de factores. Las causas más comunes de diarrea en los bebés incluyen cambios en la dieta del bebé o en la tuya, problemas de alimentación (como sensibilidad a un alimento en la dieta de la mamá si el bebé es amamantado), alergia a la leche de vaca y virus intestinales. Otras posibles causas de la diarrea del bebé incluyen el uso de antibióticos por parte del bebé o la mamá que amamanta, infecciones bacterianas u otras causas más raras.

1. Diarrea del bebé debido a un virus

Si sospechas que tu bebé tiene un virus, comunícate con su pediatra de inmediato. Si la diarrea se debe a un virus, es importante asegurarse de que tu bebé esté reponiendo líquidos, sales y minerales vitales.

  • Vómitos
  • Fiebre
  • Dolor de pancita

2. Problemas en la dieta: Diarrea del bebé causada por una sensibilidad a los alimentos

Si estás amamantando, tu bebé puede reaccionar a algo que tú hayas comido. La mejor manera de saber si esta es la causa de la diarrea de tu bebé es eliminar ciertos alimentos de tu dieta a modo de prueba, con la ayuda del pediatra de tu bebé. Es probable que se te aconseje que lleves un diario de alimentos y observes un patrón de comportamiento cuando consumas ciertos alimentos. Con frecuencia, tendrás que eliminar posibles alimentos sensibles durante 2 semanas para ver cuales alimentos son los culpables.

3. Problemas en la dieta: Diarrea del bebé debido a una alergia

Si tu bebé tiene diarrea después de todas o casi todas las comidas, esto puede ser una pista de que la culpa es de una alergia. Si tu bebé tiene esta experiencia, consulta con tu médico para ver si puede sospechar una alergia a la leche de vaca (CMA). Las investigaciones muestran que alrededor del 3% al 7% de los bebés tienen alergia a la leche de vaca. En estos casos, los bebés son alérgicos a las proteínas que se encuentran en la leche de vaca y a otros productos lácteos. Las proteínas caseína y suero suelen ser las culpables. Otros síntomas de CMA pueden incluir:

  • Cólicos
  • Erupciones en la piel
  • Vómitos

Es importante hablar con el pediatra de tu bebé si te preocupa que una alergia esté causando la diarrea de tu bebé. Más allá de una dieta de eliminación, existen pruebas de CMA para bebés para ayudar a identificar si los lácteos son la causa.

Diarrea combinada con deshidratación: ¿Cómo sé si mi bebé está deshidratado?

Si sospechas que tu bebé puede estar deshidratado, comunícate con su pediatra de inmediato. Se puede sugerir una solución de agua con electrolitos si la deshidratación es grave. Las investigaciones indican que la diarrea es especialmente grave cuando provoca deshidratación.

Las señales de deshidratación del bebé incluyen:

  1. No hay lágrimas al llorar
  2. Falta de pañales mojados durante 6 a 8 horas en un bebé o sólo orina una pequeña cantidad de color amarillo oscuro
  3. Irritabilidad
  4. Letargo

Tratamiento de la diarrea del bebé y consejos para la prevención de la diarrea viral

No es raro que los bebés tengan diarrea de vez en cuando. Si bien generalmente no es grave, es importante conocer el tratamiento de la diarrea del bebé y cómo evitarla en el futuro.

Cómo prevenir la diarrea viral

La diarrea del bebé a veces puede ocurrir, por lo que es importante tomar medidas para evitarla:

  1. Lavarse las manos: Todas las personas que entren en contacto con tu bebé primero deben lavarse bien las manos por lo menos 20 segundos. También lávale las manitas a tu bebé con frecuencia.
  2. Desinfectando: Asegúrate de desinfectar los cambiadores de pañales, los juguetes y otras superficies que toque tu bebé. Una de las mejores formas de desinfectar estas áreas es limpiar con una mezcla hecha con media taza de cloro combinado con un galón de agua.

Cómo tratar la diarrea viral

Para tratar la diarrea del bebé que proviene de un virus, ten en cuenta estas consideraciones:

  1. Combina leche de fórmula con leche materna o sólo leche materna: Ofrece más leche materna o fórmula a tu bebé; es importante aumentar estos líquidos.
  2. Considera una solución de electrolitos:: Pregúntale al pediatra de tu bebé acerca de la posibilidad de darle una solución de rehidratación oral. Las soluciones de electrolitos reemplazan rápidamente el agua y los electrolitos que el bebé habría perdido a causa de la diarrea. Las altas cantidades de electrolitos de sodio y el equilibrio de carbohidratos ayudan a promover la absorción de líquidos y electrolitos. Dado que hay malestar estomacal, es mejor elegir uno sin el uso de colorantes, sabores o edulcorantes artificiales.

Consejo importante: NO le des a tu bebé medicamentos contra la diarrea a menos que su pediatra lo indique específicamente.

3 cosas que debes evitar si tu bebé tiene diarrea viral

  1. Agua filtrada: El agua no contiene suficiente sodio y otros minerales necesarios para reemplazar lo que se perdió durante la deshidratación.
  2. Jugo de manzana: Los jugos y otras bebidas dulces pueden empeorar la diarrea debido a su contenido de azúcar y acidez. Además de eso, la diarrea ácida puede ser dolorosa, ¡definitivamente algo que querrás evitar!
  3. Nuevos alimentos: Puesto que la pancita de tu bebé se siente tumultuosa, ahora no es el momento de probar nuevos alimentos o presentar nuevas bebidas (a menos que su pediatra lo indique específicamente).

La mayoría de los bebés con diarrea moderada deberían poder comer una dieta normal. Si comen alimentos sólidos o alimentos para bebés, continúa dándoles esos alimentos con normalidad. Los cereales y los alimentos con más almidón como el arroz, las galletas saladas y la pasta son mejores porque son fáciles de digerir.

Consejos para el tratamiento y la prevención de la diarrea del bebé debido a problemas de alimentación o dieta

Si la diarrea se debe a un problema de alimentación, es importante tomar nota de todo lo que come tu bebé para que su pediatra pueda averiguar cuál puede ser el motivo de los síntomas del bebé.

Pon atención a la sensibilidad a los alimentos o a las alergias a los lácteos

Si estás amamantando y tu bebé tiene diarrea junto con otros síntomas, como vómitos o cólicos, consulta con tu médico para ver si eliminar ciertos alimentos de tu dieta puede ayudar. Con frecuencia, los médicos sugerirán evitar los productos lácteos en la dieta de la mamá y controlarlos para ver si hay alguna mejoría. ¡Cruza los dedos! Hay opciones de tratamiento si tu bebé tiene CMA.

La buena noticia es que ahora hay varias alternativas de alimentos no lácteos deliciosas y asequibles en el mercado (así como fórmulas). La mayoría de los bebés con CMA la superan a los 5 años.

Pregúntale a su pediatra sobre el cambio de fórmula

Ya sea que el tracto digestivo de tu bebé parezca un poco sensible o si sospechas que tiene una alergia real, como la alergia a la leche de vaca, consulta con su pediatra acerca de las opciones de fórmula. Por ejemplo, algunas fórmulas para bebés hipoalergénicas tienen proteínas específicas que son más fáciles de digerir para los bebés. Un cambio como éste puede ser una opción simple para el tratamiento de la diarrea del bebé cuando la diarrea está asociada con la alergia a la leche de vaca.

Considera los probióticos para bebés para problemas de dieta

Es posible que hayas escuchado más sobre los probióticoso y prebióticos sobre la salud de las bacterias intestinales últimamente. Un microbioma intestinal saludable es importante a cualquier edad, y se cree que tanto los prebióticos como los probióticos ayudan a mantener y desarrollar las bacterias buenas en la pancita de tu bebé. Los probióticos para bebés pueden ayudar a mantener la salud digestiva de tu be

¿Cuándo debo preocuparme por la diarrea de mi bebé? ¿La diarrea del bebé desaparece por sí sola?

Es probable que los bebés experimenten diarrea infantil de vez en cuando y, por lo general, no es grave. Sin embargo, es importante reconocer cualquier posible señal de advertencia y saber cuándo es mejor ponerse en contacto con su pediatra.

Cuando debes llamar al pediatra de tu bebé inmediatamente

Hay momentos en los que debes comunicarte con el pediatra por teléfono de inmediato. Si tu bebé tiene diarrea y lo siguiente, es mejor tratarlo de inmediato.

Llama a su pediatra si tu bebé...

  • Tiene diarrea y además vomita
  • Tiene diarrea severa o diarrea que dura varios días
  • No tiene pañales mojados (u otros síntomas de deshidratación, incluyendo la boca seca)
  • Tiene una temperatura rectal de 100.4°F (Fahrenheit) o más
  • Tiene diarrea con sangre o mucosidad
  • Parece tener dolor
  • Tiene tres meses de edad o menos

Antes de ver a su pediatra sobre la diarrea del bebé

Si bien es importante comprender las señales asociadas con la diarrea, tú debes considerar hacer una lista de preguntas antes de ver al pediatra de tu bebé para asegurarte de tener todas las bases cubiertas.

  • Llama a la oficina y pregunta si debes hacer algo para prepararte para tu visita.
  • Escribe todos los problemas de tu bebé y tus preocupaciones, incluyendo las respuestas a estas preguntas:
    • ¿Cuándo notaste la diarrea de tu bebé por primera vez?
    • ¿Con cuánta frecuencia tu bebé experimenta diarrea en un día?
    • ¿Es una diarrea explosiva?
    • ¿Cuáles son sus otros comportamientos: llanto, irritabilidad o vómitos pequeños?
    • ¿Ha tenido tu bebé alguna indicación de una reacción alérgica: erupciones en la piel, urticaria, problemas para respirar?
    • ¿Se niega tu bebé a comer?
    • ¿Parece alguna cosa mejorar sus problemas o empeorarlos?
  • Haz una lista de medicamentos, comida o fórmula que esté consumiendo tu bebé
  • Toma nota de cualquier cambio en el patrón de sueño, hábitos alimenticios o enfermedad de tu bebé

Diarrea del bebé: 8 preguntas para hacerle a su pediatra

Aunque no es raro que los bebés tengan episodios ocasionales de diarrea, tú debes sentirte cómoda llamando al pediatra de tu bebé en cualquier momento para obtener información, asesoramiento y seguridad.

Aquí tienes 8 preguntas clave para considerar si tu bebé tiene diarrea:

  1. ¿Cuáles son las causas típicas de la diarrea en los bebés?
  2. ¿Cuáles son los indicios de un virus?
  3. ¿Podría la diarrea ser una indicación de un problema de alimentación o una alergia alimenticia?
  4. ¿Debo cambiar la fórmula o la dieta de mi bebé? ¿Qué debo agregar? ¿Qué debo eliminar?
  5. Estoy amamantando; ¿podría algo en mi dieta estar causando la diarrea de mi bebé?
  6. ¿Qué puedo hacer en casa para calmar la diarrea de mi bebé?
  7. ¿Cómo puedo ayudar a evitar la diarrea en mi bebé en el futuro?
  8. ¿Podría la diarrea de bebés ser una indicación de un problema más serio?

Cuestionario sobre la diarrea del bebé: ¿Mito o Verdad?

Con tanta información para cubrir y clasificar con respecto a la diarrea del bebé, no es de extrañar que haya muchas falsedades que muchas personas aún mantienen como ciertas. Aquí tienes algunos otros datos que debes saber sobre los síntomas de la diarrea del bebé y los mitos que puedes ignorar.

Las popós (heces) de los bebés amamantados se ven diferentes a las de los bebés alimentados con fórmula.

Verdad: En realidad, los popós (heces) de los bebés amamantados con frecuencia se confunden con la diarrea porque son líquidos por naturaleza y, con frecuencia, se ven de color amarillo con partículas como semillitas. Los bebés alimentados con fórmula tienen popós (heces) más espesos. Entonces, ¿qué síntomas de diarrea del bebé ayudan a distinguirlo? Si tu bebé tiene diarrea, notarás popós (heces) frecuentes, grandes y acuosos que pueden tener un olor particularmente desagradable.

Si tu bebé tiene diarrea frecuente después de cada alimentación, es posible que tenga alergia a la leche de vaca.

Verdad: Alrededor del 3% al 7% de los bebés son alérgicos a la leche de vaca. En estos casos, los bebés reaccionan a las proteínas que se encuentran en la leche y en otros productos lácteos. Además de la diarrea, los bebés alérgicos también pueden experimentar vómitos, erupciones en la piel y cólicos. Habla con el pediatra para ver si este es el caso de tu bebé. Su pediatra podría sugerirte Nutramigen® con Enflora™ LGG®, que tiene proteínas hipoalergénicas que son fáciles de digerir para los bebés.

Si estás amamantando exclusivamente y tu bebé tiene diarrea constante, podría deberse a algo en tu dieta.

Verdad: Tu pediatra podría sugerirte que elimines ciertos alimentos de tu dieta a modo de prueba. Con frecuencia, los lácteos son el primer alimento que se elimina. Es probable que te aconseje llevar un diario de alimentos y anotar un patrón de síntomas (por ejemplo, cuando tu bebé tuvo diarrea, cólicos o vómitos) después de consumir ciertos alimentos. Cualquier patrón puede ayudar a tu pediatra a identificar los desencadenantes de la diarrea en tu bebé.

Si tu bebé tiene diarrea debido a un virus, debes disminuir la cantidad de líquidos que bebe.

Mito: Uno de los efectos secundarios más graves de la diarrea es la deshidratación, por lo que este es un mito importante que hay que disipar. Cuando los bebés están deshidratados, pierden líquidos vitales, sales y minerales, por lo que es importante que estos líquidos y nutrientes se repongan. Una de las cosas más importantes que puedes hacer es ofrecerle leche materna o fórmula adicional a tu bebé. Simple y llanamente: es muy importante aumentar los líquidos, NO disminuirlos.

Si tu bebé tiene diarrea, debes darle agua o jugo de manzana.

Mito: El agua filtrada no contiene suficiente sodio ni otros minerales necesarios para reemplazar lo que se perdió durante la deshidratación. Además, el jugo de manzana y otras bebidas dulces pueden empeorar la diarrea debido a su contenido de azúcar y acidez. Pero, sobre todo, la diarrea ácida puede ser más dolorosa.

Si la diarrea de tu bebé es grave, puedes probar un medicamento de venta libre para el tratamiento de la diarrea.

Mito: Los bebés que sufren de diarrea prolongada probablemente estén deshidratados. La clave es reponer sus líquidos para ayudarlos a comenzar a sentirse mejor. Los líquidos, no los medicamentos, son la respuesta para tratar la deshidratación. Además, los medicamentos de venta libre para la diarrea pueden tener efectos secundarios considerables. Lo mejor es hablar con el pediatra de tu bebé sobre la posibilidad de darle a tu bebé una solución de rehidratación oral.

Es posible que te sientas molesta o preocupada, pero ten calma, con el tiempo (y, a veces, con tratamiento), los problemas digestivos de tu bebé deberían mejorar y volver a la normalidad. Pero en este momento, el pediatra de tu bebé es la mejor persona para ayudarte a determinar si tu bebé tiene diarrea repetida y cuál puede ser la causa, ¡así que no dudes en levantar el teléfono! Sigue los consejos anteriores y tu bebé estará en el camino de la recuperación en poco tiempo.

Es maravilloso que estés siendo una mamá tan diligente, ¡continúa por ese camino! Asegúrate de consultar más información sobre los problemas comunes de alimentación y la extensa guía de popós (heces) para bebés para obtener mucha más información sobre cómo ayudar a aliviar los problemas estomacales de tu pequeño.