Skip to Main Content
  • Respuesta al Retiro del Competidor: Enfamil Redobla sus Esfuerzos para Reabastecer los Estantes con Fórmula para Bebés | Aprende más.

Señales y Síntomas de Mastitis

Señales y Síntomas de Mastitis

Si bien hay una serie de factores de riesgo y causas, la mastitis no sólo ocurre en las mamás que amamantan, sino que también puede ocurrirle a las mujeres que no amamantan e incluso a los hombres. Afortunadamente, existen tratamientos caseros efectivos, así como otras opciones que tu médico puede recomendarte para reducir los síntomas.

¿Qué es la Mastitis?

Si experimentas dolor, enrojecimiento, calor e hinchazón en los senos, es posible que tengas mastitis, que es una afección que generalmente es causada por una infección1. Si bien es más común en las mamás que amamantan, generalmente en las primeras 6 a 12 semanas, se sabe que la mastitis también ocurre en mujeres que no amamantan y en hombres.

Afortunadamente, existen muchas opciones de tratamiento de la mastitis que no requieren una llamada al médico, aunque si te preocupa algún síntoma, siempre es una buena idea levantar el teléfono y obtener buenos consejos.

¿Cómo Se Ve la Mastitis?

Tu cuerpo, especialmente tus senos, sufren muchos cambios durante y después del embarazo, por lo que puede ser difícil determinar si tienes o no mastitis. Algunos síntomas comunes de la mastitis incluyen:

  • Sensibilidad en los senos o calor al tacto
  • Hinchazón de los senos
  • Engrosamiento del tejido mamario o un nódulo mamario
  • Dolor o sensación de ardor continuamente o durante la lactancia
  • Enrojecimiento de la piel, con frecuencia en forma de cuña
  • Sentirse enfermo en general
  • Fiebre de 101° Fahrenheit (38.3° Celsius) o más

Algunas personas con mastitis también pueden experimentar náuseas, vómitos o secreción del pezón y, por lo general, la condición afecta un seno a la vez. También es importante tener en cuenta que los síntomas de la mastitis no suelen aparecer gradualmente, sino que aparecen de repente, lo que comprensiblemente puede causar confusión o preocupación.

¿Qué Causa la Mastitis y Cuáles Son Los Factores de Riesgo?

La mastitis no sólo afecta a las mamás que amamantan, lo que sugiere que no es causada por la lactancia materna per se, aunque la lactancia materna ciertamente crea condiciones que son más propicias para el desarrollo de la mastitis. De hecho, generalmente se atribuye a bacterias en la piel o en la boca de tu bebé que se transmiten a través de una grieta en el pezón o de la abertura del conducto de leche. La leche atrapada en tu seno debido a un conducto de leche obstruido o una mala técnica de lactancia también podría provocar una infección.

Los factores de riesgo que hacen que uno sea más susceptible a la mastitis incluyen:

  • Pezones doloridos o agrietados
  • Usar sólo una posición para amamantar, lo que inhibe el drenaje completo
  • Reducción del flujo de leche a través de un sostén ajustado o presión indebida de los senos
  • Haber tenido mastitis antes
  • Omitir o posponer la lactancia o el bombeo
  • Fumar
  • Dieta deficiente

¿Cuál es La Diferencia Entre la Mastitis y un Conducto de Leche Bloqueado?

Si bien la mastitis puede ser causada por un conducto de leche bloqueado, no son lo mismo. Estas son las similitudes y diferencias entre un conducto de leche bloqueado y la mastitis2:

Similitudes

  • Puede ser causada por una mala succión durante la alimentación o la extracción de leche materna
  • Enrojecimiento, sensibilidad o dureza de los senos, y dolor que puede o no estar centrado alrededor de un nódulo
  • Puede ir acompañado de fiebre moderada
  • El suministro de leche puede verse afectado temporalmente y puede contener leche espesa o de apariencia grasosa

Diferencias

  • Los conductos de leche bloqueados son sólo obstrucciones; la mastitis puede desarrollarse a partir de un conducto de leche bloqueado, una reacción alérgica o una infección
  • Rayas rojas pueden irradiar desde el área afectada (un signo común de infección) cuando la mastitis es la culpable
  • Los conductos de leche bloqueados no son causados por daños en la piel, mala salud o mala higiene

¿Cuáles Son Las Opciones de Tratamiento Para la Mastitis?

Si bien la mastitis puede desaparecer por sí sola, existen remedios caseros para la mastitis que se recomiendan para acelerar la curación y prevenir una mayor infección.

Consejos para la Prevención de la Mastitis

Los consejos para prevenir la mastitis incluyen:

  • Asegúrate de que el bebé se sujete correctamente al amamantar
  • Vacía completamente el seno cuando amamantas o extraes leche
  • Cambia la posición de alimentación del bebé para asegurar que se drenen las diferentes áreas del seno
  • Evita pasar un período de tiempo prolongado entre las alimentaciones o la extracción total
  • Evita la ropa ajustada
  • Evita dormir boca abajo
  • Permite que tus pezones se aireen entre cada alimentación, cuando sea posible

Tratamiento de Mastitis y Opciones de Alivio de Síntomas

El tratamiento de la mastitis y la reducción del dolor y la incomodidad causados por los síntomas de la mastitis pueden incluir2,3:

  • Vacía el seno afectado con frecuencia, al menos cada dos horas, ya sea para amamantar o extraer leche
  • Descansa e hidrátate de forma adecuada
  • Medicamentos de venta sin receta para tratar la fiebre, el dolor o la inflamación
  • Aplicar una compresa tibia antes de amamantar y/o durante 15 minutos, tres veces al día, junto con un suave masaje en el seno afectado
  • Masajea el seno afectado en una ducha tibia
  • Antibióticos de tu médico

Complemento De La Leche Materna Durante y Después De La Mastitis

Si bien es seguro continuar amamantando mientras tienes mastitis (drenar completamente el seno puede ayudar a aliviar los síntomas de la mastitis), tu producción de leche puede disminuir durante y después de la infección. Si aún no has estado complementando tu suministro de leche con fórmula, ahora puede ser el momento de considerar hacerlo.

Elegir una fórmula con lactoferrina que coincida con la composición nutricional de la leche materna, como Enfamil Enspire, es un primer paso importante. También puedes asegurarte de que tú y tu bebé puedan continuar utilizando el tiempo de alimentación como una oportunidad importante para establecer vínculos.