Skip to Main Content
  • Respuesta al Retiro del Competidor: Enfamil Redobla sus Esfuerzos para Reabastecer los Estantes con Fórmula para Bebés | Aprende más.

¿Qué es el Cólico? Síntomas y Remedios

¿Qué es el Cólico? Síntomas y Remedios

Algunos recién nacidos lloran más fuerte y durante más tiempo que otros, aún cuando no tienen hambre, no están cansados o necesitan un cambio de pañal. El cólico con frecuencia es el culpable de estos episodios de lágrimas.

Los bebés son campeones del llanto. Es una de las cosas que hacen mejor, es decir, cuando no están durmiendo, comiendo o derritiendo tu corazón. Pero algunos recién nacidos lloran más fuerte y durante más tiempo que otros, aún cuando no tienen hambre, no están cansados o necesitan un cambio de pañal. El cólico es con frecuencia el culpable de estos episodios de lágrimas. Aún así, debes comunicarte con el pediatra de tu bebé cada vez que estés preocupada por su comportamiento.

¿Qué es el Cólico?

El cólico es un patrón de comportamiento de llanto excesivo sin causa conocida. El cólico tiende a seguir un patrón de tres: llanto durante más de tres horas al día (generalmente por la noche), durante más de tres días a la semana y durante más de tres semanas.

¿Cuáles Son Los Síntomas De Los Cólicos En Los Bebés?

Si tu bebé tiene cólico, puede levantar sus piernitas hasta su pancita, arquear su espaldita, poner rígidas sus extremidades, expulsar gases y tener su pancita tensa e hinchada. Estos comportamientos, puntuados por un llanto inconsolable, generalmente comienzan unas semanas después del nacimiento, alcanzan su punto máximo alrededor de la semana seis y, afortunadamente, desaparecen por sí solos al tercer o cuarto mes de la edad del bebé.

¿Qué Causa el Cólico?

Los expertos no están seguros de qué causa los cólicos o por qué ciertos bebés los experimentan y otros no. Sin embargo, existen algunas teorías. Los factores contribuyentes que pueden causar un cólico incluyen:

  • Un sistema nervioso inmaduro. Una creencia muy extendida es que el sistema nervioso inmaduro de un bebé con cólicos aún no es capaz de manejar las imágenes, los sonidos y la estimulación de la vida fuera del útero. Los períodos prolongados de llanto son la forma en que el bebé se consuela a sí mismo y se enfrenta a estímulos abrumadores.
  • Un sistema digestivo sensible o inmaduro. La palabra cólico proviene de la palabra griega kolikos, que significa colon. Algunas teorías sugieren que los cólicos ocurren cuando la comida se mueve demasiado rápido a través del sistema digestivo de un bebé o se digiere de manera incompleta. Es cierto que los bebés con cólicos suelen tener gases. Lo que no está claro es si los gases provocan cólicos o si los bebés con cólicos se vuelven gaseosos porque pasan mucho aire mientras lloran.
  • Una alergia a la proteína de la leche de vaca. El cólico, o llanto inconsolable, es un problema característico de una alergia alimenticia de bebés común llamada alergia a la leche de vaca. Uno o dos por ciento de los niños tienen alergia a la leche. Un bebé alimentado con fórmula con alergia a la leche de vaca puede reaccionar a la proteína de la leche que se encuentra en las fórmulas para bebés de rutina. Un bebé amamantado puede estar expuesto a fragmentos de proteína de leche de vaca en la dieta de su mamá (se puede pasar a través de la leche materna). La alergia a la proteína de la leche de vaca en bebés amamantados es rara; si se diagnostica, generalmente se modifica la dieta de la mamá para que pueda seguir amamantando. Además de los cólicos, los bebés con alergia a la leche de vaca también pueden tener reflujo, diarrea, estreñimiento, gases, erupciones en la piel y problemas en las vías respiratorias superiores. Un número menor tiene problemas más graves, como dificultad para respirar, sangrado rectal, urticaria o sarpullido y anemia.
  • Reflujo. La enfermedad por reflujo gastroesofágico o GERD por sus siglas en inglés, muchas veces se confunde con un cólico. Los bebés que tienen GERD con frecuencia pueden escupir mucho líquido, vomitar con fuerza, atragantarse o tener arcadas, arquearse lejos del biberón o del pecho, parecer irritables durante o después de alimentarlo o tener problemas para subir de peso.
  • Exposición al humo del cigarrillo. Las investigaciones sugieren que los bebés tienen más probabilidades de tener cólicos cuando sus mamás fuman durante el embarazo. Los químicos en el humo del cigarrillo pueden retrasar el desarrollo del sistema nervioso central o del sistema gastrointestinal de un bebé.

¿Cómo Calmar a Un Bebé con Cólicos?

Tener un bebé que está llorando todo el tiempo es suficiente para hacer llorar también a cualquier papá o mamá. Tu médico o pediatra de tu bebe puede brindarte sugerencias para calmar a tu bebé con cólicos. Recuerda, cada bebé responde de manera diferente. Es posible que debas probar una variedad de técnicas antes de encontrar las que funcionan mejor para tu bebé. Los siguientes métodos suelen ser útiles para calmar a un bebé con cólicos:

  • Envolverlo. Envolver o enrollar a tu bebé en una cobija grande y delgada puede hacer que se sienta más seguro. Recrea la sensación del útero. Pídele a tu médico o enfermera que te muestre cómo envolver a tu bebé para que no pueda soltar sus bracitos y sus piernitas.
  • Prueba varias posiciones para sujetarlo. Carga a tu bebé en un portabebés o en un canguro delantero sobre tu pecho mientras caminas. El contacto del cuerpo y el movimiento son calmantes. Para calmar los gases, acuesta a tu bebé boca abajo sobre sus rodillas mientras le frotas suavemente su espaldita.
  • Reproduce sonidos relajantes. Recrea el ambiente relajante del útero a través de música suave, una máquina de ruido blanco, un ventilador o una grabación de sonido de un latido del corazón.
  • Usa movimientos rítmicos. Los movimientos constantes son relajantes. Arrulla a tu bebé mientras lo meces en una silla, colócalo en un columpio para bebés o prueba con un asiento vibratorio para bebés.
  • Pacificarlo. Ayuda a tu bebé a encontrar su manita, sus deditos o los pulgares para chupar, u ofrécele un chupón.
  • Darle Masajes. A los bebés les encanta el contacto piel con piel, y los estudios sugieren que los bebés que reciben masajes regularmente lloran y se preocupan menos. Pídele a tu médico información sobre las clases locales de masajes para bebés y descubre algunos consejos y técnicas fáciles de masajes para bebés que te ayudarán a comenzar en casa.
  • Elimina posibles alérgenos alimenticios. Si tu médico sospecha alergia a la leche de vaca y estás amamantando, es posible que debas eliminar los productos lácteos de tu dieta. Para un bebé alimentado con fórmula, tu médico puede recomendarte cambiar a una fórmula hipoalergénica extensamente hidrolizada. Ciertas reacciones, como los cólicos provocados por la alergia a la leche de vaca, pueden desaparecer dentro de 48 horas después de un cambio de fórmula.

¿Deberían Los Papás Cambiar A Una Fórmula Para Los Cólicos?

Debido a que los bebés alimentados con leche materna tienen tasas similares de cólicos que los bebés alimentados con fórmula, las mamás que están amamantando deben continuar amamantando.

Si crees que la alergia a la leche de vaca podría estar causando el cólico de tu pequeño, habla con el pediatra de tu bebé acerca de cambiar a una fórmula hipoalergénica como Nutramigen® con Enflora™ LGG®. Estos tipos de fórmulas tienen proteínas ampliamente descompuestas y el probiótico LGG, que juntos ayudan a controlar los síntomas de la alergia a la leche de vaca y ayudan a que tu bebé se sienta mejor rápidamente.

Experimentar las señales de los cólicos puede ser frustrante tanto para ti como para tu pequeñito, pero con estos consejos, esperamos que ambos puedan encontrar algo de tranquilidad y consuelo pronto.

¿Los Probióticos Ayudan A Aliviar Los Cólicos?

Desde el momento en que nace tu bebé, la presencia de bacterias beneficiosas en su sistema digestivo en desarrollo es importante. Esas bacterias podrían desempeñar un papel importante en el sistema digestivo, la función cognitiva y el sistema inmune del bebé. Si hay un desequilibrio de bacterias en el tracto digestivo de tu pequeño, puede provocar angustia. Los probióticos para los cólicos pueden apoyar el equilibrio de las bacterias beneficiosas en el estómago de tu bebé para respaldar su sistema digestivo, lo que puede ayudar a calmar los síntomas de los cólicos.

¿Cuánto Dura El Cólico?

Las señales de cólico en los bebés suelen aparecer a las dos semanas de edad y alcanzan su punto máximo a las seis semanas. Afortunadamente, no dura mucho: la mayoría de los bebés superan los cólicos a los cuatro meses de edad.

Cuidar a un bebé con cólicos que llora mucho es agotador. Está bien pedir ayuda a familiares y amigos cuando comiences a sentirte abrumado o abrumada o colocar a tu bebé llorando de manera segura en la cuna o en el columpio infantil mientras te tomas unos minutos para ti. Puedes sentir que tu bebé llorará para siempre, pero otros papás pueden asegurarte lo siguiente: El cólico realmente es temporal. Debes hablar nuevamente con tu médico si tu bebé aún muestra signos de cólicos después de cuatro meses. Es posible que algo más esté causando el comportamiento lloroso de tu bebé.