Skip to Main Content
  • Respuesta al Retiro del Competidor: Enfamil Redobla sus Esfuerzos para Reabastecer los Estantes con Fórmula para Bebés | Aprende más.

Señales de Sensibilidad a la Lactosa en los Bebés

Señales de Sensibilidad a la Lactosa en los Bebés

Si tu bebé tiene dificultades para digerir el azúcar de la leche, es posible que tenga sensibilidad a la lactosa. Esto puede resultar incómodo para el bebé y dificultar el tiempo después de la alimentación para los papás. A continuación te presentamos algunas señales de sensibilidad a la lactosa en los bebés a los que debes poner atención.

¿Cuál es la diferencia entre la intolerancia a la lactosa y la sensibilidad a la lactosa en los bebés?

La intolerancia a la lactosa causa problemas digestivos severos que ocurren después de ingerir leche o productos lácteos. Sin embargo, la intolerancia a la lactosa en los bebés es extremadamente rara. La sensibilidad a la lactosa, por otro lado, es mucho más común en los bebés y puede ser temporal.

¿Cuáles son algunas de las señales de sensibilidad a la lactosa en los bebés?

La sensibilidad a la lactosa en los bebés puede causar irritabilidad, gases y llanto. Esta molestia digestiva puede suceder entre 30 minutos y dos horas después de consumir lactosa. El grado de sensibilidad a la lactosa varía de un bebé a otro. Algunos bebés pueden tener una sensibilidad leve y puede ser sólo una cuestión de controlar la cantidad de lactosa que consume. Si los bebés tienen problemas más graves o persistentes, podría indicar una causa oculta, como una alergia a la proteína de la leche de vaca.

¿Cómo sé si mi bebé es sensitivo a la lactosa?

Si crees que tu bebé podría ser sensitivo a la lactosa, pide una cita con el pediatra de tu bebé para un examen. Muchos casos sospechosos de intolerancia a la lactosa en realidad resultan ser otros problemas digestivos simples que se manejan fácilmente. Es una buena idea llegar preparada y llevar una lista de preguntas para tu cita con el pediatra.

¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi bebé se sienta más cómodo si es sensitivo a la lactosa?

Si estás amamantando, puedes eliminar la leche de vaca de tu dieta, junto con los productos lácteos comunes como la mantequilla, el queso y el yogur. Si estás alimentando con fórmula, trata de cambiar a una fórmula especialmente formulada para pancitas sensitivas y que tenga una nutrición completa.

¿Debo eliminar toda la lactosa de la dieta de mi bebé?

Si tu bebé puede tolerar algún nivel de lactosa, mantenerla en la dieta del bebé puede ser beneficioso. La lactosa tiene glucosa que es una fuente de energía para el desarrollo del cerebro. Las investigaciones también sugieren que la lactosa puede ayudar a su cuerpo a absorber calcio y promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en su tracto digestivo. Siempre consulta con el pediatra de tu bebé antes de decidir eliminar algo de su dieta.

Aún si tu bebé es sensitivo a la lactosa ahora, la mayoría de los bebés superan la sensibilidad a la lactosa y pasan con éxito a la leche de vaca cuando llega el momento. Mientras tanto, tienes muchas opciones para ayudar a calmar el malestar de tu bebé causado por la sensibilidad a la lactosa.