Preparando para el Bebé: Una Lista para el Éxito de la Alimentación (Sin Estrés)

¿Sabías que los pasos que tomas durante el embarazo pueden ayudar a que la alimentación de tu bebé sea más fácil? Esto es lo que las mamás nuevas desean que hubieran sabido antes.

Quieres hacer todo lo posible para darle a tu bebé el mejor comienzo. Así que puedes estar poniéndote lista para abastecerte de lo esencial para el bebé, estableciendo el cuarto del bebé, haciendo un plan para el parto y preparando una maleta para ir al hospital. Pero muchas mamás nuevas miran atrás y dicen que estaban sorprendentemente sin preparación para la alimentación de su bebé — y los pequeños retos que pueden surgir.

Para ayudarte a prepararte mejor durante el embarazo, le pedimos a mamás nuevas y expertos del bebé a compartir sus sugerencias para planes astutos de alimentación. De esa manera, cuando tu bebé llega, puedes pasar menos tiempo estresándote y más tiempo disfrutando de tantos momentos increíbles con tu recién nacido.

Sé que la alimentación se puede beneficiar del aprendizaje.

A pesar de que la alimentación es algo que la mayoría los humanos hacen, puede tomar un poco de práctica para acostumbrarse —tanto para los bebés y los padres. Es por eso que la educación de los hospitales, los educadores del parto, y consultantes de lactancia puede ser tan útil. Pregúntale a tu doctor o partera acerca de las clases disponibles para ti.

Recopila información sobre todas las opciones de alimentación.

Las mamás nuevas dicen podrás estar preparada mejor al repasar tanto como la lactancia materna y la alimentación con fórmula, no importa cuál es el camino que estás pensando en tomar. Durante su embarazo, Stefanie D. de Byron Center, leyó libros sobre lactancia materna, asistió a clases y vio videos instructivos; como ella dice, "Yo tenía mi corazón puesto exclusivamente en la lactancia materna." Después de la llegada de su hijo, sin embargo, "comencé a experimentar todos los problemas que leí, sin embargo, las soluciones rápidas simples descritas en mis libros fueron muy útiles". Durante tres semanas, ella dice que se convirtió "emocionalmente, físicamente y mentalmente consumida por la lactancia materna. Me di cuenta de que estaba perdiendo un tiempo precioso con mi recién nacido que yo nunca sería capaz de recuperar".

Incluso si el objetivo es dar el pecho, la realidad es que muchas madres tienen retos inesperados que aparecen de repente. Así que lo más inteligente es estar familiarizado con los tutoriales y los beneficios de la alimentación con fórmula y suplementando, lo que significa ofreciendo ambos pecho y biberón. "La verdad es que la lactancia materna exclusiva no funciona para todo el mundo por una razón u otra", dice Phoenixville, Pennsylvania, mamá Adrianna B., que había planeado dar pecho por un año, pero desarrolló depresión posparto. "La lactancia materna no estaba trabajando para mí y mi hijo. Me resistía a dejar de alimentar con leche materna por completo, así que empecé a usar fórmula, al mismo tiempo que la leche materna”.

Este método de combinación de alimentación o suplementación, es más común y beneficioso de lo que crees. De hecho, las encuestas de mamás muestran que la adición de fórmula permite a muchas mamás a amamantar a sus hijos más tiempo que las mamás que no suplementan. Desafortunadamente, las mamás nuevas no siempre están conscientes de que no es una decisión de la una o la otra y que la alimentación con fórmula en realidad puede ayudarles a ser más exitosas en la lactancia.

Pregunta sobre dormir junto con tu bebé.

Cuando sea posible, tener un contacto inmediato y continuo con tu recién nacido los relaja a los dos y fortalece tu vínculo, como sea que vas a alimentar a tu bebé. Abrazando a tu bebé cerca contra tu piel, desnudo excepto por un pañal—llamado de piel a piel, o "método de canguro" —ha sido demostrado a aumentar la confianza de las mamás. El contacto fácil también ayuda al bebé lactante a prenderse mejor, y te da una mejor oportunidad para aprender las señales que te indican que tu bebé tiene hambre. Los hospitales tienen diferentes pólizas sobre esto, así que asegúrate de preguntarle a tu doctor o partera acerca de este arreglo.

Alinea tu escuadrón de ayuda de alimentación.

Tu doctor o partera y el personal de enfermería del hospital puede responder a las preguntas iniciales de alimentación. Algunos hospitales también proporcionan un consultante de lactancia para ayudarte a comenzar si estás lactando o dando una combinación de alimentación. Haz un plan con tu doctor, partera, educador de parto, o pediatra para qué lugar puedes acudir en caso de que te enfrentes con un reto de alimentación. Una mamá con experiencia también puede ser un gran recurso y fuente de apoyo. Sabiendo de antemano, donde podrás hacer preguntas de alimentación puede ayudar a tu tranquilidad y asegurarte de que estás satisfaciendo las necesidades nutricionales de tu bebé.

Por encima de todo, mantén una mente abierta y centrarte en lo que más importa.

"Yo planee en alimentar con leche materna exclusivamente durante al menos un año", dice Shelley N. de Dover, New Hampshire. "Sin embargo, en el segundo día en casa de que llegue del hospital, la enfermera a domicilio determinó que mi hija tenía hambre porque yo estaba produciendo muy poca leche materna." Ella dice un "instinto de protección se desencadenó" para hacer lo mejor por su hija, lo que significó dejar ir su visión inicial y abrazar una manera diferente. "He aprendido que a veces estas cosas están más allá de nuestro control", ella añade.